5.000 millones de dólares por Wilfredo Briceño.

Es la cantidad de dinero que gobierno y oposición han acordado, en las conversaciones que tienen lugar en tierra de Benito Juárez,  tramitar ante el Fondo Monetario Internacional, dado la asignación de Derechos Especiales de Giro del cual fué objeto, recientemente el País.


Precisemos un concepto, la fuente de esos recursos, la factibilidad de la solicitud y la pertinencia de ese acuerdo. 


El concepto:¿Qué son los derechos especiales de giro -DEG-? Es dinero, pues posibilita transacciones, no físico, existe sólo en asientos contables en el FMI,  cuyo valor resulta de una cesta de monedas, ponderadas segun su importancia, destacando el dólar, euro, yen y el yuan; y como es aceptada por todos los países del mundo, pues califica como divisa o moneda de circulación internacional. La creo el Fondo Monetario Internacional a finales  de los 60 del siglo pasado, en 1969 mas exactamente, para insuflarle liquidez, dinero al mundo, y facilitar el comercio internacional estimulando así el crecimiento económico. 


La razón de la creación de los DEG:terminada la 2 guerra mundial y motivado a la aplicación de recetas macroeconómicas keynesianas, que se expresaban en fuerte expansión fiscal, el mundo vivió un inusitado boom económico; paralelo a ello, se comenzó un proceso se desrregulación del comercio internacional, que se tradujo en que la tasa de crecimiento de las transacciones comerciales entre países crecía más aceleradamente que el PIB de los países. El dólar, que era la moneda, prácticamente de curso legal por los acuerdos de Bretón  Woods, acuerdo que fijó las normas en que se desenvolveria el mundo terminada la guerra, no suplia en las cantidades requeridas la expansión del comercio internacional. La economía mundial urgia de liquidez. Entra allí en escena el Fondo Monetario Internacional, que además, era la institución multilateral que le correspondía resolver tal anomalia. Y lo resolvió, creando los Derechos Especiales de Giro. 


Los DEG funcionan sólo  como asientos contables entre los países miembros del FMI, que son, prácticamente todos los países del mundo. A ver: Venezuela, por ejemplo, tiene en el Fondo,  DEG equivalentes a $ 100, y se los vende a Brasil; luego el FMI le acredita a Brasil esos $ 100 en la cuenta  patrimonial que cada País tiene ante el Fondo,  y se los debita a Venezuela y Brasil le entrega a vzla $ 100 y con ellos el país compra lo que desee. Brasil no ve afectado su balance externo; sólo cambia un activo financiero por otro. Así funciona. 


La fuente:En las negociaciones que se llevan a cabo en México entre representantes del gobierno de Maduro y de la oposición, se suscribió un acuerdo parcial entre las partes, a fin de solicitar ante el FMI se concrete la asignación de DEG al país equivalentes a $ 5.000 millones, monto  que se nos asignó semanas atrás como parte de un vasto programa financiero que diseño el Fondo para favorecer a los países miembros debido a las devastadoras consecuencias que sobre todas las economías ha infligido el Covid 19. Dicho programa montó a $ 650.000 millones y de esa cantidad a Venezuela se le asignó la ya referida, que, no se hizo efectiva, por cuánto el FMI no reconoce como legítimo a las actuales autoridades calificadas para concretar la asignación. 


Factibilidad:Creo que es un buen comienzo, pero me temo que faltan algunas cosas. La crisis humanitaria ayudará a agilizar los engorrosos procedimientos de los organismos multilaterales, el hecho que la solicitud la suscriba también la parte de la oposición que reconoce los países que controlan administrativamente al FMI y, que además, el diálogo en México, esté avalado por EEUU y auspiciado por Noruega, añade otros tantos a favor. Pero me temo que el FMI solicitará algunas decisiones sobre el manejo del BCV y sobre todo, la transparencia y rapidez en cuanto a normas de obligatorio  cumplimiento que todo país miembro tiene con el Fondo. En ésto último el Fondo es muy celoso y resulta obvio que el gobierno está en mora con algunos aspectos en esa dirección; hablamos de estadísticas macroeconómicas y de sus respectivos mecanismos de recolección, entre otras.


Pertinencia:$ 5 000 millones es bastante dinero para un Pais con la megacrisis que padecemos. Además, que el acuerdo contempla las áreas específicas hacia donde se dirigirán esos recursos, siendo salud y alimentación, los fundamentales y un mecanismo compartido de administración, que, supongo, contemplará un riguroso sistema de rendición de cuentas.  Ojalá y lleguen. Y rápido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here