Afirman que tenedores de bonos lucharán por el pago

127

Al parecer, el 2019 será un año movido en cuanto a los tenedores de bono se refiere. De acuerdo a lo que afirma Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, “los tenedores de bonos se están preparando para una pelea”.

Sostuvo que solo la expectativa de una negociación de reestructuración de deuda los había mantenido en calma, hasta ahora.
“Habían estado bastante callados ante la expectativa de que surgiría algún tipo de negociación de reestructuración o que se produciría un cambio de régimen político en Venezuela. Parece que los tenedores de bonos han decidido que no tienen nada que ganar si continúan esperando ”. Afirmó el economista a la firma Bloomberg.
De acuerdo a la información reseñada por esta agencia de análisis, “la deuda venezolana ha estado rondando los 25 centavos por dólar desde que el presidente Nicolás Maduro anunció en noviembre de 2017 que estaba suspendiendo los pagos y buscando conversaciones con los acreedores. Esas discusiones nunca tuvieron lugar, debido a las sanciones de Estados Unidos que dificultan el hacer negocios con el país, y en su mayor parte no sucedió mucho más a medida que se acumulaban los atrasos”.
Se afirma que el monto de pagos que se adeudan supera los 6.300 millones de dólares con creces. Se asegura también que los tenedores están urgidos de activar acciones luego de que la estadounidense ConocoPhillips y la minera canadiense de oro Crystallex International Corp. lograron retener pagos por un total de $ 1 billón en Venezuela lo que les permitirá satisfacer parcialmente las reclamaciones sobre los activos asignados.
De acuerdo a lo que se rueda en el medio de los tenedores, si esas empresas pueden recibir el pago, los inversores de deuda deberían poder obtener una parte.
Señala Bloomberg que el beneficio que los inversores pretenden alcanzar es el activo más grande de Venezuela en los Estados Unidos, la compañía de refinación Citgo Holding Inc., que ha sido valorada en $ 11 mil millones.
“Es probable que los tenedores de bonos sin garantía se encuentren luchando con una larga lista de reclamantes. Además de tener que competir con empresas armadas con adjudicaciones de arbitraje internacional, los bonos de las compañías petroleras estatales con vencimiento en 2020 están respaldados explícitamente por una participación en la refinería, lo que otorga a los tenedores una fuerte reclamación sobre el activo”, explican.
Aseguran que dada la coyuntura, “los bonos apenas se mueven. La volatilidad histórica de 90 días de los bonos de Pdvsa con vencimiento en 2020, la única que continúa pagando en un intento por mantener a Citgo, ha descendido a 11% desde un máximo del 41% en noviembre de este año”, según datos compilados por Bloomberg.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here