BARINAS: PELIGRA TRADICIÓN DEL CHIGÜIRE Y BAGRE SECO POR ALTOS COSTOS

565

Los escalonados precios que registra el kilo de chigüire y bagre seco ponen en riesgo la tradición de consumir ambos rubros, en plena temporada de Semana Santa.

Los expendedores que laboran desde los kioscos ubicados en la intercomunal Barinas- Mérida, señalan que la compra por cantidad del chigüire, así como del bagre rayado, cada vez se pone cuesta arriba.

Ramón Arteaga, expendedor, refirió que el kilo de chigüire ha reportado varios precios desde hace 20 días. “Cuando lo comprábamos en Bs 4 mil y 5 mil bolívares al mayor, lo despachábamos en Bs 8 mil, luego alcanzó los 10 mil bolívares y actualmente está en Bs 12 mil al consumidor final”,  detalló.

Sin embargo, el comerciante aseguró que este precio podría ubicarse en Bs 15 mil antes de que finalice el asueto de Semana Santa, y simultáneamente  la del bagre seco.

Respecto al ritmo de los despachos, los expendedores señalan que se muestran regulares. “La gente compra poco, pero debido a los altos costos tanto del bagre seco como de carne de chigüire, las ventas han disminuido”, dijo otro de los expendedores.

Por ser la Semana Mayor los barineses tienen por costumbre comprar este tipo de alimentos con el fin de mantener la tradición de una de las fechas consideradas especiales para los venezolanos.

Actualmente el sueldo mínimo de un trabajador se ubica en Bs  40.638 bolívares, mientras que la cesta ticket oscila en Bs 108 mil, por lo que el salario integral se mantiene en  148.638 bolívares, lo que implica un alza de 42%.

Pese a este monto, varios consumidores mantienen la tesis de que la inflación descomunal que reporta el país, no le permite a una familia promedio de dos o tres miembros garantizar una alimentación sana.

“Si uno medio come con este salario, ahora que será si uno dispone de más de 20 mil bolívares para darse el lujo de apenas comer chigüire y pescado seco. Sencillamente, tienes que hacer un sacrificio y después te lamentas porque ese dinero te hará falta para comprar otra cosa. Esa es la triste realidad de los venezolanos”, dijo Juan Cividanes, vigilante.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here