Bisnieto de gato también caza ratones

(Luis Edgardo Aguilar).- Su historia apenas comienza, aunque sus ancestros en el Fútbol son de estirpe. Su bisabuelo fue el fundador de Atlético Zamora en 1977… casi nada. Él apenas vio la luz en 2011.

El propio Lindolfo Villafane me había presentado a Rodrigo Quiroga en el emblemático estadio «Reinaldo Melo»…  lo que ahora me pone a pensar en la similitud de juego que el pequeño de 10 años tiene con «El Maestrico de La Carolina».

Y es que el mayor de los hermanitos tiene mucho gol y una facilidad para desembarazarse de los rivales, con elegancia. Después viene y fusila porteros de derecha o izquierda con igual potencia.

Su pasaje por el Club Deportivo Español llega a su fin, dejando copas ganadas con sus compañeros y el recuerdo de los centenares de goles marcados en la cancha “Toto» Peruena. Su hermano Fabrizzio lo acompañará en la Escuela de Fútbol  Palacio Fajardo, donde seguro allí Rodrigol debe aprender a asociarse más, que el juego colectivo priva sobre los galardones individuales, porque no hay nada más sabroso que «tu equipo» grite «Campeones» al final de un torneo.

Dios siga iluminando su camino. El viejo roble, «Padre de la criatura», me confesó que no espera subir a canchas celestiales sin ver a sus bisnietos vestidos de vinotinto.

Que así sea…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here