BS 2.938.277 por Freddy Superlano

165

Es la cantidad de bolívares mensuales que de acuerdo al Cendas se requieren cada mes para que una familia promedio de cinco personas adquiera la Canasta Básica Normativa, lo que significaría Bs 97.942 diarios.

El Cendas es un órgano técnico de la FVM, que tiene 21 años recopilando los precios de los alimentos, para lo cual se vale de la misma metodología del Banco Central de Venezuela. Y lo hace compilando 58 precios de igual cantidad de rubros alimenticios, en centros de ventas tanto públicos como privados y considerando supermercados, abastos, bodegas y locales informales de ventas.

Se desprende de lo anterior que quien suministra la información es una institución seria, con años haciendo ese trabajo y siguiendo pautas metodológicas oficiales, en consecuencia el dato es confiable.

Lo primero que uno se pregunta es: ¿Cuántos en la Venezuela de hoy devengan unos ingresos que le permitan adquirir la canasta básica?

El reciente aumento decretado por Nicolás Maduro, ubicó el salario integral (sueldo mínimo + cesta ticket) en 350.000 bolívares por mes. Ello implicaría que escasamente representa el 12% del costo de la canasta básica o para ponerlo en otra dimensión: se requieren de 8.3 salarios integrales para que una familia pueda alimentarse como Dios manda. Estos últimos datos son particularmente graves cuando observamos que los miembros de la clases E y D conforman el 80% de la población venezolana, que en números absolutos constituyen 25.200.000 venezolanos, que precisamente sus ingresos no le alcanzan para suplir sus necesidades más importantes y humanas.

El drama no termina aquí. Hay dos elementos adicionales que enturbian aún más el difícil cuadro social que atraviesa el país por culpa de estos desalmados que nos desgobiernan. De un lado, la escasez, y de otro, la tendencia de la actual situación a empeorar en el más inmediato tiempo. Veamos.

De los 58 rubros hay 17 -por cierto, los más importantes- que presentan un índice de escasez superior al 85% en los espacios formales de distribución y venta, nos referimos a la leche en polvo, carne de res, margarina, azúcar, aceite, queso blanco duro, queso amarillo, arvejas, lentejas, caraotas, arroz, harina de trigo, avena, pan, pasta alimenticia, harina de maíz y café.

De otro lado tenemos la incidencia letal del comportamiento al alza de los precios. Entre enero y agosto, los precios aumentaron 366%. Para septiembre ese incremento será mayor por varias razones: el aumento de sueldos y salarios decretado recientemente y el alza en la cotización de dólar en el mercado paralelo, el cual es el marcador de los precios en la economía, lamentablemente. Por lo que podemos inferir, sin temor alguno a equivocarnos que la canasta básica para el mes que concluye, al final sobre tres millones setecientos mil bolívares.

Otra razón más para votar este domingo 15 de octubre por quienes representamos la opción del cambio. Entendiendo por cambio un modo eficiente de gobernar y de relacionarnos con los gobernados.

Esta caótica situación que padecemos no es el resultado de fuerzas extrajera que han actuado sobre nosotros, al contrario, es el producto de un conjunto de políticas públicas desacertadas puestas en ejecución por estos inescrupulosos que en mala hora dirigen los destinos de la República. Expropiaciones, invasiones de fincas productivas, profusión de leyes que al final resultó en una madeja de inconexa legislación que ahuyentó todo estímulo a invertir, controles de precios y de cambio que pulverizaron una de la instituciones más importantes de todo sistema económico: el sistema de precios relativos, en fin, una manera específica de gobernar que por lo equivocado de su orientación no podía generar un resultado distinto a este estado de anarquía generalizado que padecemos.

Por eso debemos salir de Nicolás Maduro. Ello implicará un reordenamiento de la economía conducida por otros hombres, haciendo uso de otros conceptos, que de seguro producirán buenos resultados. Ese es el punto. Y en Barinas de Argenis Chávez que es el representante directo de aquel. Barinas necesita que lo gobierne un equipo de hombres y mujeres que tengan por interés supremo las necesidades sentidas de la gente, el agua potable para las comunidades, el relanzamiento de la producción agrícola del estado, el rescate de la educación, el combate directo al hampa desbordada. Esas son las directrices que deben guiar una gestión de gobierno regional que tenga por propósito la eficiencia en la gestión administrativa. Eso es lo que nos proponemos. No tenemos duda que el pueblo de Barinas nos favorecerá con su confianza, y en ese sentido esta es la naturaleza del compromiso que asumimos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here