SOBRE CRIPTOMONEDAS por Humberto Ojeda Gudiño

307

Desde que tenemos uso de conciencia hemos conocido y utilizado el dinero como algo natural y casi inherente a nuestras actividades

Pero no siempre fue así. El ser humano, el Homo Sapiens, tiene cientos de miles años sobre la tierra, desde hace 70.000 años comenzó su primera revolución, la cognitiva, hace 12.000 años comenzó a asentarse e inició su segunda revolución, la agrícola, pero apenas solo hace 2600 años fue que comenzó a acuñar las primeras monedas, mientras que el uso del papel moneda tendrá escasamente unos 1.100 años.

Después de utilizar metales preciosos para acuñar monedas, que valían entonces literalmente lo que pesaban; después de usar billetes que, avalados por algún gobierno, podían ser cambiados por metales preciosos;  luego de asumir el patrón oro, que permitía emitir billetes solo hasta el valor de los depósitos en oro de cada país; y de abandonar este patrón durante la primera guerra mundial cuando las posesiones de oro de los países involucrados eran insuficientes para avalar sus enormes gastos bélicos, los diferentes países comenzaron a emitir billetes y monedas soportados en última instancia porque la gente los aceptaba como pago. Se creó el llamado dinero FIDUCIARIO porque se basa en la fe o confianza que la sociedad tiene en él. Lo que hay es una promesa de pago por parte del ente que lo emite, generalmente el banco central de algún país. Es realmente una deuda, y una deuda de la que, a veces, los países abusan, emitiendo sin control enormes cantidades de dinero que, al saberse sin sustento, pierde su valor, se devalúa, como está pasando en Venezuela donde la liquidez monetaria pasó de 176.567 millones de Bs. en 2008 a poco más de 519 billones (millones de millones) de bolívares al 13 de abril de 2018, es decir 2.939 veces más.

Casi todo este dinero que circula hoy en el mundo es de dos tipos, DINERO FÍSICO, las monedas y billetes que conocemos; y DINERO DIGITAL, el que usamos, por ejemplo, cuando pagamos con nuestras tarjetas de crédito o cuando realizamos transferencias bancarias.

El dinero físico se mueve a la velocidad de los seres humanos y el dinero digital a la velocidad de los bancos y otras instituciones financieras, generalmente a la velocidad que les conviene a éstas.

Es cierto que estos tipos de dinero cumplen con los requisitos mínimos para ser aceptados como tales: su posesión implica la propiedad, se reconocen unánimemente como forma de pago, permiten fraccionar su valor, son difíciles de falsificar, son de transmisión relativamente rápida y, además, tienen un soporte legislativo por parte de autoridades competentes. Pero también es cierto que adolecen de defectos, fallas o debilidades que pueden llegar a ser muy graves.

conferencia-ho
Conferencia dada por el autor en el Hotel Bristol de Barinas el 22 de Junio de 2017

 

Por ejemplo, como lo sabemos muy bien los venezolanos,  se puede dar el caso de que pierdan el valor por irresponsabilidad del gobierno que los respalda; en su versión digital están centralizados y pueden ser hackeados; excluyen a millones de personas en el mundo que no tienen los requisitos para tener una cuenta bancaria o una tarjeta de crédito; conllevan procesos lentos, a veces se lleva días perfeccionar una transferencia o hacer un pago; y las instituciones que soportan el dinero digital toman nuestros datos y con frecuencia socavan nuestra privacidad.

En general, entonces, la era digital del dinero ha sido aprovechada por grandes instituciones y empresas para hacerse más ricas, pero produciendo una creciente desigualdad social. Por ejemplo, las remesas en el mundo, lo que le envían a sus familiares en su país de origen las personas que trabajan en otros países: Aproximadamente a nivel mundial las remesas suman 600 mil millones de dólares al año, en Venezuela se estima que el 14% de la población recibe remesas del exterior,  y los intermediarios cobran entre 10 y 20 por ciento por realizarlas, o sea que entre 60 mil y 120 mil millones de dólares al año les son quitados a gente trabajadora, generalmente pobre, para engrosar las cuentas de los bancos, de otras entidades financieras y, como el caso de Cuba, de gobiernos.

Todo lo anterior, junto a las crisis financieras, como la de 2008 en los Estados Unidos, que quebraron a millones de personas en el mundo, formaron el caldo de cultivo para que se creara otro tipo de dinero, el llamado DINERO O MONEDA PROGRAMABLE, del cual el BITCOIN es el caso más conspicuo.

En octubre de 2008 un grupo de personas, utilizando el seudónimo de “SATOSHI NAKAMOTO” publicaron un protocolo para un dinero programable que bautizaron como BITCOIN, luego en enero de 2009 liberaron las primeras monedas.

Bitcoin_Logo_Horizontal_Dark-4800px

El aporte de ese trabajo fue el proponer una nueva herramienta conocida como CADENA DE BLOQUES, “Blockchain” en inglés, que es una tecnología que provee una manera descentralizada (la información se guarda simultáneamente en millones de computadoras), imposible de hackear y totalmente transparente, de guardar el historial de cualquier tipo de registros -como un Libro Mayor General compartido simultáneamente por millones de computadoras-. Lo hace en bloques de información que se generan cada 10 minutos, conteniendo los datos de todas las transacciones ocurridas en ese lapso, y que se vinculan, en una cadena, a todos los bloques que fueron creados con anterioridad.

Toda esta tecnología se basa en la Criptografía, un área de las matemáticas que hace bastante tiempo venimos utilizando, últimamente sobre todo por bancos y gobiernos, para encriptar información, para ocultar datos mediante una clave, impidiendo que puedan ser interpretados por quienes no la tienen.

Las “Blockchains” se pueden utilizar para muchas cosas, para registros de propiedad, para garantizar contratos, para administrar de forma segura nuestros datos personales, etc.  Incluso algunos futurólogos conciben a esta tecnología, a la que llaman “La Internet del Valor” para contraponerla a la Internet de la Información que conocemos, como un instrumento que revolucionará nuestras vidas mucho más que las redes sociales o que la Inteligencia Artificial.

El Bitcoin, la más importante de las llamadas criptomonedas, aparte de residir en una cadena de Bloques, está diseñada para tener las siguientes características:

Su símbolo es BTC, se puede usar en forma fraccionada hasta con 8 decimales, no la emite ningún banco siendo totalmente descentralizada, su valor es totalmente flotante sujeto nada más que a la oferta y la demanda, actualmente un Bitcoin equivale a 8.800 dólares americanos, su programación es en código abierto, casi todo en el lenguaje de programación C++ uno de los más comunes.

Para poder usar el Bitcoin es necesario disponer de un monedero virtual que se puede bajar para las plataformas usuales, iOS y Android por ejemplo, y que inmediatamente provee a su propietario con dos claves alfanuméricas únicas de 33 caracteres, una pública y una privada. Estas claves se puedes entender como una especie de cuenta en un banco porque permiten realizar pagos y cobros. Se pueden tener muchas claves o direcciones porque su generación es muy simple.

Los Bitcoin contienen la clave criptográfica de su propietario y a la hora de pagar con ellas se envía a la red tanto la moneda como la clave para que pueda ser todo verificado.

La red Bitcoin mantiene, como dijimos, una lista colectiva de todas las transacciones y funciona como una especie de Libro Mayor General electrónico que reside en miles de computadoras y que simultáneamente registra en todas ellas las entradas y salidas, los cobros y pagos, de una cuenta a otra.

Actualmente hay aproximadamente 17 millones de Bitcoins en circulación. La generación, creación, de nuevos Bitcoins funciona de una manera virtualmente similar a la del oro. Se ha establecido que en el futuro habrá una cantidad limitada de Bitcoins, exactamente 21 millones, y que a ese límite se arribará cerca de mayo de 2140. Las monedas se irán poniendo en circulación a través del trabajo de mineros virtuales cuya labor consiste en resolver problemas matemáticos criptográficos cada vez más complejos cuya solución será premiada con nuevos Bitcoins. Cualquier persona puede ser minero siempre y cuando disponga de una computadora lo suficientemente potente.

Entre las grandes ventajas de la moneda programable o criptomoneda están:

ES DINERO, cumple las cuatro características básicas: Puede usarse como  una medida de valor utilizada en registros contables y en asignación de precios, es un medio de pago o intercambio reconocido o aceptado por cada vez más personas o instituciones, puede usarse como medio de ahorro, de depósito de valor, de reserva y puede usarse como patrón de pago diferido, de pagos futuros.

Pero además,

Es anónima, mientras que son públicas todas sus transacciones, su dirección o clave, la fecha y el monto, no lo es el nombre de su propietario a menos que éste así lo quiera.

No se puede embargar, no se pueden congelar los fondos en Bitcoin. Nadie lo puede hacer, ninguna autoridad.

Funciona las 24 horas al día, los 7 días de la semana. No hay interrupciones por días festivos ni nada parecido. Los pagos o cobros son inmediatos, en tiempo real.

No es necesaria la intermediación de un tercero, por ejemplo, de un banco o de un gobierno, para realizar un cobro o pago.

Los costos son igual a cero o extremadamente reducidos.

Las transacciones internacionales se pueden realizar sin ningún impedimento físico ni político.

Es casi imposible su falsificación o hackeo.

Es convertible a casi cualquier moneda en el mundo y una vez convertida pueden retirarse los fondos convertidos en casi cualquier cajero automático del mundo. Cada vez son más las empresas y comercios que la aceptan como medio de pago.

Así que, amigo lector, bájese a su teléfono inteligente su monedero virtual para Bitcoins, Ether, Ripple o cualquier otra criptomoneda, es gratis -el monedero, no las Criptomonedas -, revise y cíñase a los aspectos legales, y comience a familiarizarse con la moneda del futuro porque en el caso del nuevo dinero, el futuro ya está aquí.

Nota: Este artículo es una actualización de uno anterior. Lo actualicé después de dar una conferencia sobre el tema en los salones del Hotel Bristol de Barinas el día 22 de Junio de 2.017 y lo volví a actualizar hoy 22 de abril de 2018 a pocos días de la conferencia que sobre el tema daré el 3 de mayo próximo. En la conferencia además del Bitcoin, hablaré de otras dos criptomenedas, el Ether y el Ripple, para mí las de mejor futuro.

 

Mis redes sociales:

 

Twitter: @humojeda

Facebook: Facebook.com/rafaelhumberto.ojeda

Blog: www.resumendigital.com/hojeda

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here