Que hay detrás de la caída de Facebook, la mayor de la historia

48

2018 no está siendo buen año para Mark Zuckerberg y Facebook, la empresa que cofundó y dirige.

Tras el escándalo por la filtración de datos de miles de usuarios de la red social a la empresa Cambridge Analytica y las críticas por su incapacidad de combatir la difusión de las noticias falsas, ahora el revés le llega desde el mercado de valores.

Las acciones de Facebook se desplomaron este jueves después de que la empresa anunciara a los inversores que su ritmo de ganancias está disminuyendo mientras que el de los gastos va en aumento.

En total, sus acciones perdieron casi 19% de su valor, lo que se traduce en una pérdida de más de 120.000 millones de dólares, la más grande de la historia para una empresa en un solo día.

Esta caída también hizo que descendiera el índice Nasdaq, que cerró 1% más bajo.

Advertencia de Zuckerberg

“Estamos invirtiendo tanto en seguridad que esto tendrá un impacto significativo en nuestros beneficios”, advirtió Mark Zuckerberg al final de este miércoles.

“El GDPR (Reglamento General de Protección de Datos) fue un momento importante para nuestra industria. Vimos un descenso de alrededor de un millón de personas en el número de usuarios activos por mes en Europa”, agregó.

La empresa señaló que espera impulsar el gasto 50% o más en su intento por mejorar el modo en que monitorea el contenido, rastrea a los anunciantes y trata los datos de los usuarios, áreas en las que se ha encontrado con el escrutinio de los reguladores.

Además, la compañía anticipó que el crecimiento de las ganancias se verá afectado cuando la gente empiece a hacer uso de nuevas opciones para limitar la publicidad.

Facebook, que es dueña de Instagram y WhatsApp, dijo que sus previsiones de crecimiento para el resto del año se reducirán a un margen de 30%, en comparación con 44% logrado en el trimestre más reciente.

¿Riesgo de contagio?

Pese a que el crecimiento interanual de los beneficios de Facebook fue superior a 40%, el nerviosismo pareció contagiarse a los valores bursátiles de otras empresas tecnológicas.

Twitter, que ha enfrentado críticas similares a las de Facebook y que comunicará sus resultados trimestrales este viernes, cerró el jueves con una caída de 3%.

Otras compañías se mostraron más resistentes.

Alphabet, dueña de Google y Youtube, que también depende de la publicidad digital, terminó el día con una bajada de menos de 1%, mientras que Spotify subió casi 4,5%.

Factores únicos

Muchos de los factores que afectan a Facebook son exclusivos de la empresa, apuntó Daniel Ives, director de estrategia de la firma GBH Insights.

La red social fue objeto de escrutinio tras conocerse que no evitó la filtración de datos de millones de usuarios a la empresa británica Cambridge Analytica.

Facebook también cambió la apariencia del muro de sus usuarios, destacando las publicaciones de familiares y amigos sobre las de empresas u organizaciones, algo que Zuckerberg ya advirtió que afectaría a los beneficios.

El analista Richard Greenfield de BTIG Research opinó que los inversores están reaccionando de forma exagerada.

“Estábamos bastante estresados durante la conferencia de Facebook y pudimos sentir el temor/pánico en la voz de los inversores después”, explicó.

Bajo su punto de vista, Facebook sigue siendo una gran oportunidad para los anunciantes y las inversiones que está haciendo ahora supondrán un mayor crecimiento a largo plazo.

“Lo móvil se está comiendo el mundo y Facebook es una empresa esencial para beneficiarse de este cambio”.

Para Daniel Ives, el futuro de la red social no es tan alentador: “(Facebook) ofreció una previsión muy decepcionante para la segunda parte de este año y 2019 y eso va a tener un peso significativo sobre las acciones a corto plazo”.

El corresponsal de tecnología de la BBC en San Francisco, Dave Lee, comprende a los más optimistas y a los pesimistas.

“En general, parece que la gente no está abandonando Facebook. La cantidad de usuarios activos mensualmente -es decir, aquellos que interactúan al menos una vez al mes- se mantiene estable en Estados Unidos, ha bajado levemente en Europa y crece en el resto del mundo”, dijo.

“Pero para una empresa acostumbrada a que esos números crezcan a lo largo de todo el año, la falta de un crecimiento significativo causa preocupación, si no pánico”.

Menos rico

Los malos datos de este jueves afectaron personalmente al propio Zuckerberg, que en un día perdió cerca de 16.000 millones de dólares.

Ello le hizo caer dos puestos en la lista de Forbes de los multimillonarios del mundo: bajó del cuarto al sexto lugar, situándose por detrás del magnate de la moda español Amancio Ortega y del empresario estadounidense Warren Buffett.

Zuckerberg es ahora 81.900 millones de dólares “más pobre” que Jeff Bezos, fundador y presidente de Amazon, que todavía lidera esta lista.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here