El bitcóin debuta en El Salvador con desplome de precios y protestas

La puesta en marcha del bitcóin como moneda de intercambio junto al dólar estadounidense en El Salvador estuvo marcada este martes por la caída del precio de la criptomoneda y el rechazo de cientos de ciudadanos que salieron a las calles a protestar.

El Salvador se convirtió hoy en el primer país del mundo en darle curso legal al criptoactivo, tras la aprobación en junio pasado de la Ley Bitcóin por parte del oficialismo y aliados del Ejecutivo de Nayib Bukele en la Asamblea Legislativa.

El uso del bitcóin como forma de pago es obligatorio, según la normativa, y todo agente económico está obligados a aceptar la criptomoneda.

El uso del bitcóin, con sus potenciales beneficios para sectores sin acceso a la banca y la atracción de grandes tenedores de la criptodivisa, es la principal apuesta económica de Bukele frente a la pandemia de la covid-19.

Se desplomó el precio del bitcóin

En la víspera de la entrada en vigencia de la citada ley, El Gobierno de El Salvador compró 400 bitcóins en al menos dos operaciones, que ascenderían a más de 21 millones de dólares con el precio del bitcóin superando los 52.000 dólares.

Pero el bitcóin registró este martes una caída superior al 17 %, colocando el valor de la divisa digital hasta en 43.050 dólares.

Con el paso de las horas ha moderado la caída y se colocó, al menos pasadas las 12.00 hora local (18.00 GMT), por arriba de los 46.000 dólares, según diversas plataformas.

En el marco de esta caída, Bukele publicó en sus redes sociales que El Salvador adquirió 150 bitcoines más, con lo que el país ha comprado 550 unidades de la criptodivisa.

El Gobierno no ha detallado los criterios utilizados para realizar las compras de los bitcoines, la formas en que se adquirieron y si la compra se hizo en una plataforma de intercambio o a un gran tenedor de la criptodivisa.

Debut entre protestas

El primer día de circulación del bitcóin como moneda legal también se vio marcado por las protestas de cientos de salvadoreños que salieron a las principales calles de San Salvador para rechazar su implementación como forma de pago.

Los manifestantes se concentraron en diferentes puntos de la capital para luego movilizarse a una de las entradas de la sede de la Asamblea Legislativa, donde se realiza la sesión plenaria correspondiente a esta semana.

Los miembros de la Unidad del Mantenimiento del Orden (OMU) (antimotines) de la Policía Nacional Civil (PNC) colocaron una barrera con alambres de púas para cortar el paso de los ciudadanos.

Los manifestantes portaron carteles en los que expusieron su rechazo al bitcóin.

“Basta de corrupción, no al bitcóin”, “No al lavado de dinero corrupto”, “Yo digo no al bitcóin”, “Yo rechazo totalmente el bitcóin”, se podía leer en diferentes pancartas.

En los sitios habilitados para recibir orientación sobre el uso de la criptodivisa no se ha observado una llegada masiva de salvadoreños y se desconoce cuántos han descargado la billetera estatal.

Al menos tres encuestas señalan que la mayoría de la población está en desacuerdo con la medida, no aprueban el uso de fondos estatales y prefieren el dólar sobre el bitcóin.

El uso es opcional, pero…

A pesar que la normativa señala que todos los agentes económicos están obligados a aceptar la criptomoneda, el Gobierno ha insistido en que el uso de la misma es opcional.

No obstante, el asesor jurídico de la Presidencia, Javier Argueta, dijo el lunes que sí será obligación que los negocios reciban el bitcóin como forma de pago y también será obligación tener la billetera virtual para realizarlo.

De lo contrario, indicó que los negocios se exponen a remisiones de infracciones a la Ley de Protección al Consumidor, pero esto no está contemplado en la ley.

En el reglamento, que es complemento de la normativa y fue elaborado por el Ministerio de Economía, tampoco se aclara el punto de la obligatoridad.

Según Bukele, los comercios están obligados a aceptar la criptomoneda, pero no a recibirla.

Es decir, que deben habilitar el pago de bienes y servicios, pero no están obligados a quedarse con dicho activo digital, sino que pueden cambiarlo a dólares.

Algunos comercios de comida rápida, farmacias, supermercados y bancos han anunciado que recibirán el bitcóin como forma de pago.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, que cuenta con 2.500 socios de los que el 85 % son micro, pequeños y medianos negocios, manifestó antes de la entrada en vigor de la ley que el uso del bitcóin deber ser opcional y quedar así expresado en la ley.

Bitcóin no, Bukele sí

Una reciente encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA) reveló que siete de cada 10 salvadoreños están “en desacuerdo o muy en desacuerdo” con el uso del bitcóin y prefieren el dólar. Sin embargo, la popularidad del gobernante supera el 80%, según la misma universidad.

Bukele, un millennial de 40 años que suele aparecer en público con una gorra de béisbol con la visera hacia atrás e interactuar con ‘influencers’ en redes sociales, ha capitalizado el descontento contra los partidos tradicionales Arena (derecha) y FMLN (exguerrilla, izquierda), varios de cuyos miembros están procesados por corrupción.

La semana pasada, una sala de la Corte Suprema nombrada por el Congreso afín a Bukele dio luz verde para que el mandatario pueda postular a una reelección. Su gobierno actual comenzó en 2019 y culmina en 2024.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here