Fármaco desaparece el cáncer rectal en 12 pacientes de un ensayo clínico

Con gran optimismo se promueve el medicamento Dostarlimab que eliminó el cáncer rectal a doce pacientes que participaron en un ensayo clínico, sin necesidad de someterse después a un tratamiento de quimioterapia o a una cirugía.
Los enfermos durante al menos seis meses recibieron Dostarlimab. Los resultados de la investigación fueron publicados  se han en la revista New England Journal of Medicine, con patrocinio de la farmacéutica GlaxoSmithKline, informó la agencia Efe.

En el informe, los autores -liderados por un equipo del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering, de Nueva York- confirman que tras el ensayo, el adenocarcinoma rectal en estadio II y III había desaparecido en los 12 pacientes.

El diagnóstico final se confirmó mediante tomografías por emisión de positrones (PET), endoscopias, examen rectal digital o biopsias.

Y, aunque en principio el tratamiento debía de completarse con quimioterapia o cirugía, al final del ensayo ningún paciente lo necesitó.

Además, tras un año de seguimiento de media, ninguno de los pacientes había necesitado otro tratamiento, no se había notificado ningún caso de progresión o recidiva y ninguna de las doce personas presentó reacciones adversas de grado 3 o superior al medicamento.

El fármaco, que expone las células cancerosas, facilita que el sistema inmunitario pueda identificarlas y destruirlas.

El compuesto se administró cada tres semanas durante seis meses y costó unos 11.000 dólares por dosis, unos 88.000 dólares en total.

En las conclusiones del estudio, no obstante, los autores avisan de que «se necesita un seguimiento más prolongado para evaluar la duración de la respuesta».

Junto a los resultados, la revista ha publicado también un editorial de la doctora Hanna K. Sanoff, del Centro Oncológico Integral ineberger de la Universidad de Carolina del Norte, quien califica al ensayo de «pequeño pero convincente» pero apunta que aún no se sabe si los pacientes están curados.

«Se sabe muy poco sobre cuánto tiempo es necesario para averiguar si una respuesta clínica completa al dostarlimab equivale a una cura», advierte.

La especialista sostiene que el estudio es «motivo de gran optimismo pero este enfoque todavía no puede sustituir a nuestro actual enfoque de tratamiento curativo».

De hecho, advierte, «los pacientes que tienen una respuesta clínica completa después de la quimioterapia y la radioterapia tienen un mejor pronóstico que los que no tienen una respuesta clínica completa, sin embargo, el cáncer vuelve a crecer en un 20 a 30% de estos pacientes cuando el cáncer se maneja de forma no quirúrgica».

Para Sanoff, dado que estos resultados no se pueden extrapolar a toda la población de pacientes con cáncer de recto, aconseja que los futuros ensayos incluyan pacientes de todas las edades, con variedad de enfermedades coexistentes y distinta masa tumoral.

Aún así, reconoce, el ensayo «ha proporcionado lo que puede ser un primer vistazo a un cambio de tratamiento revolucionario». 
EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here