FREDDY SUPERLANO CANDIDATO DE LA UNIDAD Y EL CAMBIO por Rafael Simón Jiménez

132

En contundente e impecable demostración democrática, las fuerzas del cambio en el estado Barinas, escogieron su abanderado a la gobernación regional, comicios que deberán realizarse el venidero 15 de octubre. Fue un proceso participativo y transparente donde el conjunto de los ciudadanos tuvieron oportunidad de pronunciarse sobre quien debería ser el nominado, y en reñida pero inobjetable decisión se escogió a Freddy Superan, quien en lo adelante, y como los propios candidatos que competían en la justa comicial lo reconocieron públicamente, será el postulado único de las fuerzas democráticas en el estado Barinas.

El mecanismo de las elecciones primarias, permitió amén de estimular la incorporación masiva de los ciudadanos, dotar a esa candidatura de un respaldo y una legitimidad que le confiere la fuerza para de seguro ganar los comicios regionales y comenzar la impostergable y titánica tarea de reconstruir a Barinas y relanzar su economía, garantizando progreso, bienestar, convivencia, paz y oportunidades para todos.

Demás está decir que todos los postulados a los comicios primarios, tenían suficiente trayectoria y méritos para fundamentar su aspiración, y precisamente la sinergia que deriva del reconocimiento de los resultados y de la incorporación a la campaña electoral, se constituye en un valor agregado de primera importancia para una victoria amplia y contundente como la que ya anuncian todas las encuestas y sondeos de opinión en el estado.

Freddy Superlano, es un político joven y competente, perteneciente a una generación a la que le ha tocado estrenarse y foguearse en las luchas de calle contra los abusos, arbitrariedades y la represión de este nefasto Gobierno. Ha demostrado constancia, perseverancia, fuerza y coraje para sostener una lucha que ahora tiene en la ruta electoral una continuidad de todas las jornadas épicas bañadas con sangre que protagonizara la Venezuela rebelde y libertaria durante más de 120 días de indoblegables combates por la libertad y dignidad de Venezuela.

Esta campaña electoral, corta y dinámica, amén de las propuestas de gobierno, debe tener como centro del discurso la reivindicación de las luchas libradas y sus principales consignas. Hay que tener conciencia de que no se trata de un proceso normal o tradicional como los que conocimos en el pasado donde lo propositivo y programático e incluso lo festivo presidían la campaña. Ahora es radicalmente distinto, la petición del voto a los barineses debe estar centrada en sus problemas y los que atraviesan todos los venezolanos: la necesidad de atender la emergencia  humanitaria que tiene expresiones dantesca en la ausencia de comida y medicinas, la lucha por la libertad de los presos políticos, la denuncia contra las violaciones a los derechos humanos que el régimen ejercita cotidianamente, la libertad de los presos políticos y la reivindicación de los mártires caídos en las jornadas de lucha de calle.

Tengo la particular percepción de que Freddy Superlano logró alcanzar la victoria en los comicios primarios, no solo por imagen o trayectoria, sino porque fue el candidato que mejor interpretó esa aspiración del pueblo y el electorado democrático que entiende este proceso regional no como una simple escogencia de un gobernador, sino como parte de una estrategia global para impulsar una urgente transición en Venezuela, y donde lo electoral se constituye en un escenario que debe ser combinado con las demás formas y escenarios de la lucha por la libertad.

Las elecciones del venidero 15 de octubre, con Freddy Superlano como candidato de las fuerzas democráticas abren una extraordinaria oportunidad para poner fin a la oprobiosa y prolongada hegemonía de los Chávez. Un tiempo del más repudiable nepotismo, de la más impune corrupción, de exclusión, persecuciones, rapiña y saqueo y de retroceso y ruina para nuestro estado, por lo que su fin debe ser un objetivo compartido no solo por la inmensa mayoría opositora, sino incluso por los propios chavistas pobres que son las primeras víctimas de un Gobierno mafioso que los castiga diariamente con hambre y miseria.

Freddy Superlano, tiene la extraordinaria oportunidad de encabezar y dirigir ese proceso de cambio que le devuelva a los barineses su legítimo derecho a vivir en una tierra prodigiosa, dotada por Dios de abundantes recursos y potencialidades, y donde solo hace falta un gobierno  que promueva el desarrollo, el trabajo, la paz y que lidere un esfuerzo colectivo para hacer de Barinas un puntal de progreso.

Todo los barineses comprometidos con nuestro estado, independientemente de partidos y banderías tenemos el compromiso de conciencia y la responsabilidad de poner nuestro granito de arena para hacer realidad la victoria de Freddy Superlano como abanderado de ese cambio que con urgencia reclama nuestra región.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here