Freddy Superlano, el luchador que anhela una Barinas de oportunidades

248

Olía a eucalipto, era la entrada del mercado popular La Carolina en el centro de Barinas. Justo al lado de un puesto de flores, una decena de personas esperaba al candidato opositor a la Gobernación.

Rodeado de personas con camisas de distintos partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Freddy Superlano caminó con paso firme por la concurrida calle Camejo.

Ojos oscuros, cara cuadrada, algunas canas en su cabello y una altura que superaba 1,80 metros, el candidato se encontró con la concentración en la entrada del complejo comercial y encabezó el recorrido acompañado del diputado Tomás Guanipa.

Se detenía puesto por puesto a saludar con un abrazo a los comerciantes y transeúntes del lugar. Su trato era cordial y gentil.

“¡Qué bello ese hombre, por fin le di un beso!”, dijo una mujer vestida con una camisa alusiva al partido Primero Justicia, de aproximadamente 70 años.

Superlano se detuvo a hablar con un hombre canoso de bigote y franelilla que atendía un puesto de papas. “El triunfo se siente y se ve, pero por favor no se dejen robar el voto”, le imploró el vendedor.

Abrazos, besos, bendiciones y el grito “¡y va caer y va a caer, este gobierno va a caer!” acompañaron a Superlano en una caminada de cinco cuadras por el corazón de la capital barinense.

Al ingeniero en sistemas y docente en ejercicio le brillaban los ojos cuando hablaba de la Barinas en la que creció. Aseguró que esa entidad le dio muchas oportunidades, que ahora desaparecieron para las nuevas generaciones y que él espera devolver.

A pesar de las dificultades, en la entidad llanera alcanzó muchos logros. A los 18 años se convirtió en padre, asumió esa responsabilidad con madurez y sin dejar de lado los estudios; se convirtió en un profesional de la tecnología a los 21 y luego se licenció en Historia. Hoy es padre de cuatro y su quinto hijo está por nacer en los próximos días.

“Espero que no sea el 15 de octubre”, comentó y finalizó con una carcajada.

Se le observa pensativo en ciertos instantes. Entre el ajetreo la imagen de sus hijos se asoma en su mente y la determinación se observa en su mirada que se enfoca en sus acompañantes. Después de la caminata, ahora se sienta en una silla de madera en una calle rodeada de casas coloniales. En esa escena compartió con el equipo de El Nacional Web.

“Yo sueño con hacer de Barinas una tierra de oportunidades. Podemos ser un emporio agroindustrial, además tenemos mucho talento humano. Quiero que la gente desee vivir aquí”, explicó Superlano.

El candidato opositor cree en un país en el que ni la comida ni la vivienda sean regaladas, sino que las personas tengan la oportunidad de surgir con trabajo para poder construir su propio futuro

Un hombre con vocación de ayudar 

El poder ayudar a las personas lo motiva a seguir luchando por una mejor Barinas y una mejor Venezuela. Es considerado “bonachón, alegre, positivo y luchador” por sus compañeros de partido, quienes aprecian su vocación por el país.

“Hacemos la política de la mejor manera, no puedes ser un buen funcionario público si estás de mal humor. Cuando haces lo que te apasiona siempre estarás dispuesto a ayudar”, dijo Superlano.

El candidato insistió: “La vocación de cambio que tiene el pueblo barinense es importantísima, es enorme y estoy convencido de que se va a expresar de manera masiva el 15 de octubre. Estamos dispuestos a dar respuestas en tiempos de crisis a todos sus problemas”.

18 años de “nada”

Freddy Superlano aseguró que asumirá el reto de acabar con la hegemonía de la familia Chávez en el estado.

“La Gobernación de Barinas tiene 18 años en manos de una familia que ha destrozado nuestra entidad. Además, ellos creen que esta tierra les pertenece, como si fuera una parcela”, señaló.

Manifestó que Barinas debería ser el estado que más produzca y distribuya carne, leche y arroz en todo el país. Sin embargo, el modelo económico del fallecido presidente Hugo Chávez y del presidente Nicolás Maduro ha acabado con el aparato productivo.

“Cuando un pueblo se decide a cambiar no hay obstáculo que valga”, concluyó.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here