Guri está a 4,89 metros del punto de colapso

958

Luego de 12 días de silencio la Corporación Eléctrica Nacional volvió a publicar la cota en la que se encuentra el embalse de Guri. Hasta el 29 de marzo estaba a 244,89 metros sobre el nivel del mar, 34 centímetros más que el registro histórico más bajo, alcanzado en mayo de 2003, y apenas 4,89 metros por encima del tope de 240 metros, considerado por algunos expertos como el inicio de la zona crítica.

“El Guri está en una zona de creciente criticidad: a 4,89 metros del punto de colapso establecido en los propios documentos de Corpoelec y por los fabricantes de las turbinas. La preocupación en este momento es por el buen estado de las turbinas de Casa de Máquinas 2”, aseguró José Aguilar, ingeniero y consultor internacional en energía eléctrica.

El especialista rechazó que se mantuviera oculta la cota del Guri por tantos días y reiteró que el riesgo de daño en los equipos obedece a los vórtices que se forman cuando el agua desciende, lo cual puede hacer que les entre aire.

Insistió en que el gobierno necesita aplicar un plan de racionamiento programado y debe tener un personal altamente capacitado que pueda tomar decisiones rápidas y autónomas en el manejo del embalse para salvaguardar los equipos.

En este momento Guri desciende en promedio entre 13 y 14 centímetros diarios, de acuerdo con el viceministro de Energía Eléctrica, Freddy Brito, quien aseguró que la reducción podría ser mayor si el gobierno no hubiera “tomado medidas” al respecto.

El funcionario, que señaló el lunes que durante la Semana Santa no se obtuvo una reducción notoria del consumo eléctrico y, por el contrario, se aumentó la demanda en los hogares, dijo ayer que durante el asueto hubo un “ahorro considerable en materia de potencia eléctrica”.

Refirió que la reducción fue de 400 megavatios y 25 centímetros en el Guri, cifras anunciadas primero por el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, y publicadas en Twitter por el ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, general Luis Motta Domínguez.

El ingeniero Iñaki Rousse, ex directivo de la Electricidad de Caracas, informó que la medida del Ejecutivo de declarar como días no laborables y feriados toda la Semana Santa no tuvo un impacto significativo sobre la demanda eléctrica nacional, pues los 400 MW representan solo 19% de la demanda máxima de un día del año en Caracas que es de 2.100 MW.

“El gobierno no logró el objetivo de una reducción importante de la demanda con una decisión que perjudicó los sectores industrial, comercial y educativo”, señaló. Explicó que históricamente la demanda eléctrica en el país siempre baja en Semana Santa como consecuencia de una menor actividad en los días Jueves, Viernes y Sábado.

Los ingenieros Aguilar y Rousse reiteraron que la sobrexplotación del Guri pudo haberse evitado si se aumentaba la generación termoeléctrica disponible.

“En el país hay una capacidad de generación termoeléctrica de 17.600 MW. Si el viceministro Brito dice que están produciendo 6.600 MW, quiere decir que solo está disponible 37,5%. Qué pasa con el resto”, indicó Aguilar.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here