Hay venezolanos, por Ramón Guillermo Aveledo

960

Normalmente me tomo un breve receso por año nuevo. Esta vez no he podido. La situación lo amerita. Escribo en el Día de los Inocentes sobre temas como la política y la economía, en los cuales los venezolanos hemos perdido la inocencia. Bueno, al menos eso aspiro. Porque el éxito de la demagogia radica en un pueblo dispuesto a creerle, y la abrumadora contundencia de los números del 6 de diciembre nos dicen que las mentiras tantas veces repetidas ya no pasan el filtro de los venezolanos.

El BCV (Banco Central de Venezuela) no ha informado en todo 2015, acerca de la marcha de nuestra economía. En los medios, no todos por cierto, se cuelan a veces los datos de fuentes internacionales que muestran que por este camino la cosa va muy mal. Ya le tocará a la nueva Asamblea exigir esas cuentas para saber dónde estamos parados, y permitir que el país tenga claro el punto a partir del cual empezamos a andar, para ir resolviendo los problemas acumulados y agravados, ante los cuales los gobernantes han de asumir su responsabilidad, porque tampoco es que dejen el reguero y huyan por la salida más fácil para ellos y más traumática para los venezolanos.

Números faltan, cierto, y hay que precisarlos, pero conciencia de la gravedad no. Todo el que ha hecho cola para ver qué consigue, quien ha vivido la escasez de alimentos, medicamentos, piezas, repuestos, o casi cualquier cosa, quien ha sentido la angustia de que su ingreso pierde la carrera contra precios que van a velocidad de Fórmula 1. Y después de una caída como la de este año y con el petróleo en baja y la dependencia de las importaciones que la liviandad gobernante nos ha impuesto, las asperezas de este almanaque no se esfumarán cuando colguemos el nuevo.

Ese panorama sería lúgubre si no fuéramos venezolanos. Si no hubiéramos dado ese testimonio ciudadano de dimensión histórica. Si no hubiéramos demostrado que lo imposible es posible. Si no tuviéramos esa nueva Asamblea, con mayoría de dos tercios comprometida con el cambio, para plantarle cara juntos a esa realidad que venceremos.

El año que concluye ha sido difícil, y los indicadores económicos dicen que 2016 lo será más en cuanto a calidad de vida. Pero, es claro que ahora podemos ver el rostro a la esperanza. En Venezuela hubo paz porque había elecciones. Ahora hay esperanza, porque hay venezolanos.

¡Mis mejores deseos para todos!

Compartir

1 Comentario

  1. Ramon Guillermo, hizo un trabajo denodado dentro de la mud, junto a otos insignes venezolanos, al igual que los que estan al frente, este no es momento para cuestionar, y creo que el propio concurso de ramon guillermo cuando se reitero dijo que su nombre y su experiencia esta siempre al lado de la Mud. su preocupacion como la de muchos venezolanos es inquietante. Donde estamos, hacia donde vamos, queremos sacar a venezuela de la crisis, que no es cualquier cosa. Yo personalmente soy un convecido del cambio y apuesto a este pais, Venezuela requiere una cirujia, el problema esta en que los Consensos, el dialogo las Bisabras desde el Gobierno que pelea siempre con ventaja es que supone, que el cambio del pais esta en la inclusion de ellos mismos pero sobre las bases de la democracia, El estado de Derecho, el repeto a los Derechos humanos, la Seguridad, Juridica, y bajar ese tono procaz como si estuviesemos en namibia etc. No creo que la Situacion sea a carajasos, esa soluciones la experiencia indica han creado retrocesos peligrosos y en nuestra historia hay numerosos ejemplos. Aqui no se trata de defender si la izquiera es buena o es mala, es que el pais esta destruido, y el pueblo soberanamente dijo ya basta señores no somos comunistas, no nos gusta su modelo, no queremos seguir siendo pobres, ni tengo porque abandonar mi pais, ni tengo que ser un Ciudadano ya de decima en el mundo. Tenemos como el arbolito y como el pesebre de las navidades que recien culmina el mejor staff de ciudadanos, Academicos, Intelectuales, Politicos, Jovenes, programas propuestas y lo me4jor del asunto ganar de recomponer los vidrios rotos. colombia esta a punto o casi esta sobre el tapete la solucion del Probema mas crito superar un conflicto armado de 50 años. Mientras los grandes paises se preparan para los desafios del futuro la electricidad, la produccion de comida la energia, la disminucion, de gases toxicos en el planeta, la educacion, el futruro y generacion de empleo para las nuevas generaciones. Nosotros estamos con un poco de estopa en una montonera, arroz con mango, engrendo de morrocoy gallo y tiriti. Que locura es esa. Venezuela Nicolas, todos hemos cometido locuras, nadie te dice que te arrepientas pero al menos se un Presidente con un poquito de sensates que con el amor que le tenemos a Venezuela te podemos ayudar asi como tu dices en tus discursos eso si es lindo y bonito. Quiero una Venezuela Democraticamente Linda, economicamente bonita feliz año

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here