Kit erótico que no debe faltar en tu habitación

536

Para invitar al placer a quedarse, es importante adecuar la habitación como un espacio ideal tanto para relajarse como para excitarse. Es posible convertir tu dormitorio en un lugar más acogedor, incluyendo algunas variantes y convirtiéndolas en elementos de tu kit erótico:

Relacionada: Saboteadores de la vida sexual

Almohadas: Además de tener las necesarias para dormir, considera una o varias extras, porque más allá de decorar, son de utilidad para darle paso a la creatividad erótica. Puede ayudar a darle un giro a algunas posiciones sexuales y contribuir a elevar la pelvis cambiando así el ángulo de penetración y hasta su intensidad.

Ten en un mismo cajón, estos juegos eróticos para que tu intimidad no sufra interrupciones:

Aceites: Nunca se sabe cuando se tendrá un día pesado. Un masaje con ayuda de aceites para facilitar que tus manos se deslicen en el cuerpo de tu pareja o mejor aún, que seas tu quien disfrute de ésta experiencia, puede ser muy agradable. La cosmética erótica ha avanzado para que puedan ofrecer efecto calor, olor y sabor. Incluso para que no dejen manchas en tu lencería.

Lubricantes: Usar solo unas gotas, puede transformar tu contacto íntimo en una experiencia memorable. Por diferentes razones, no siempre lubricamos de la misma forma (edad, juegos previos insuficientes, estrés, etc). Agregar este elemento puede cambiar la calidad de tu relación sexual, facilitando la penetración y agregándole elementos extras: calor, frío y sabores. Este último, puedes usarlo para sesiones de sexo oral.

Juguetes eróticos: Tener tu estimulador de clítoris, vibrador, arnés o el aliado sexual que más te guste cerca de ti, ayudará a no cortar una dinámica de besos, caricias y/o estimulaciones que ya tienes avanzadas. Piensa que interrumpir lo que haces para buscar el apoyo extra que necesitas, sabotea la intimidad. Esta sugerencia aplica para preservativos, otros juguetes sexuales, etc. Mientras más a la mano, mejor.

Para que tu habitación mantenga un tono romántico, cuida la lencería, que tus sábanas tengan colores llamativos y o vibrantes. Si es posible, ten un mueble o sillón auxiliar para que puedas ampliar tu repertorio de posiciones sexuales y practicarlas en otras superficies que obliguen a explorar otros ángulos de penetración y otras formas de disfrutar.

Otra sugerencia es colocar fotos con tu pareja, que demuestre complicidad, amor, erotismo, en fin, lo que más se adapte a tu estilo. Si tienes fotos familiares o religiosas, mejor reubícalas fuera de la habitación. Que nada rompa la armonía de pareja.

Para finalizar, si eres amante de la tecnología dosifica su uso en la habitación. Considera que si quieres descansar o disfrutar de la intimidad con tu pareja, elementos como tu celular, laptop o cualquier otro, pueden “enfriar” tu cama.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here