LA TOMA DE CARACAS por Humberto Ojeda Gudiño

El país no da para más, eso lo sabe Raimundo y todo el mundo. Más que las cifras, la calle nos lo reafirma todos los días. Esto no lo aguanta nadie, como decía hace varios años, con un país que era un paraíso comparado con éste, la niña Aleida Josefina.

El Régimen todos los días demuestra con sus erradas políticas que ni siquiera entiende lo que está pasando.

Basta recordar la última “medida económica” anunciada por el Gobierno: La designación de 18 Generales para que estén al mando de 18 rubros alimentarios.

Imposible mayor muestra de desconocimiento de las raíces, de las causas, de lo que está ocurriendo con nuestra economía.

Está claro que no resolverán nada.

Todo el esfuerzo del Gobierno se reducirá entonces a tratar de intimidar, de desmoralizar, de desalentar, de desactivar,  a los ciudadanos venezolanos.

Saben que el 80% del país está en su contra y saben que su única posibilidad de subsistir estriba en mantener pasiva, inerte y, sobre todo, desarticulada, a esa inmensa mayoría que los rechaza y que amenaza con apabullarlos.

Por eso es importante participar en La Gran Toma de Caracas, porque es la oportunidad de frustrar indubitablemente,  de lapidar, la disgregadora  estrategia oficialista, la única que les queda, y de mostrarles a ellos y al mundo, no que somos mayoría, eso lo ve hasta un ciego, sino que tenemos la disposición, la voluntad, la determinación, la decisión, a partir de ese momento, de mantenernos unidos, en bloque, pero también activos, presentes, actuantes, todos los partidos y la sociedad civil organizada, realizando las actividades, pacíficas y constitucionales, que debamos hacer para lograr ejercer nuestro derecho a un referendo revocatorio este año 2016.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here