¡Ni los expertos lo creen! Descubren bajo la selva una gigantesca ciudad maya en Guatemala

552

La megalópolis precolombina ha estado ahí todo este tiempo sin que nadie la percibiera, escondida bajo la densa selva del norte de Guatemala: una red sin precedentes de 60,000 estructuras individuales erigidas por la población maya hace más de mil años.

El hallazgo, cerca de los vestigios de Tikal, el principal sitio arqueológico del país, ha sido descrito por los especialistas como un gran avance en la investigación arqueológica de la civilización maya. Incluso ellos, los mismos científicos, han quedado atónitos ante el grado de desarrollo y alta densidad de esta sociedad antigua centroamericana.

Fue gracias a un dispositivo que usa la tecnología láser LiDAR que los arqueólogos lograron remover digitalmente la capa superior de la jungla de las imágenes aéreas de la Reserva de la Biosfera Maya, en el departamento de Patén, y así descubrir centros urbanos desconocidos con grandes plazas y pirámides, palacios y súper carreteras, muros de defensa y campos de cultivo.

“Las imágenes LiDAR dejan en claro que toda esta región era un sistema de asentamientos cuya escala y densidad de población habían sido subestimadas”, afirmó en declaraciones a National Geographic Thomas Garrison, un arqueólogo del Instituto Ithaca y explorador de National Geographic especializado en el uso de tecnología digital para la investigación arqueológica.

Los investigadores localizaron las estructuras empleando la técnica de teledetección óptica, es decir, detección por luz y distancia. Se trata de un sistema láser que permite, desde las alturas, perforar el espeso follaje y obtener un mapa en 3D de alta resolución para conocer el terreno en cuestión con mediciones exactas.

De este modo, los arqueólogos consiguieron ver una suposición sobre la vida precolombina en el período Clásico Maya (250-900 d.C.), cuando esta sofisticada y compleja civilización, llegó a ser dos veces más grande que la Inglaterra medieval.

“Muchos investigadores habían estimado una población de alrededor de 5 millones”, comentó Francisco Estrada-Belli, arqueólogo de la Universidad de Tulane, a National Geographic. “Con esta nueva información, no es irrazonable pensar que había de 10 a 15 millones de personas allí, incluidas muchas que vivían en zonas pantanosas y bajas que se consideraban inhabitables”.

En el pasado, se creía que la civilización maya era difusa y estaba poco conectada en Centroamérica. Sin embargo, entre los hallazgos más sorprendentes destacan carreteras, construidas de par en par y elevadas muy por encima de los humedales, a fin de conectar los campos con los agricultores y los mercados con las metrópolis durante las temporadas de lluvia.

Otra de las revelaciones del estudio fue la localización de una nueva pirámide de 30 metros de altura que había sido identificada como un cerro natural de Tikal, informó la agencia EFE. Este y otros descubrimientos de esta megalópolis se darán a conocer por primera vez en un reportaje especial “Tesoros Perdidos de los Mayas” a transmitirse este mes en National Geographic.

Será un viaje inédito al pasado, a una civilización que, tras el nuevo hallazgo, puede ser comparada con la antigua Grecia.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here