¿Negociación o diálogo? por JOSÉ ANTONIO GIL YEPES

111

La mejor negociación se prepara en detalle en tres aspectos: el encuadre psicológico, el control del proceso y la empatía o verdadero interés de cada parte. El encuadre psicológico del oficialismo es salvar el poder dadas las amenazas que confronta nacional e internacionalmente. El encuadre psicológico de la MUD es llegar al poder, por la protesta y movilizando el rechazo internacional hacia el régimen. El control del proceso envía señales a la contraparte sobre quien tiene el poder para dar y exigir. El gobierno arrancó bien: reunión del canciller venezolano con el francés en la que éste le informó que retomara las negociaciones si quería evitar que la Unión Europea también le impusiera sanciones. El gobierno comienza a hablar de diálogo (recordando a la MUD su derrota anterior). Se reúnen ambas partes en República Dominicana, donde empezó el diálogo anterior y con los mismos facilitadores (…también malos recuerdos). El gobierno empieza a comunicar que ya empezó el diálogo, lo cual no es cierto pues, hasta ahora, cada parte ha hablado con los facilitadores. Pero la mayor ganancia del gobierno radica en establecer una agenda compleja que dificulte las negociaciones: Soberanía, Cronograma Electoral, Acatamiento del TSJ y ANC por la AN, Comisión de la Verdad de la ANC y Guerra Económica. Todo ello sin fecha límite. Para recuperar el control del proceso, la oposición necesita hablar de negociaciones, incluir otros mediadores afines, poner fecha tope, dedicar la agenda al cronograma electoral y sus detalles (Rectores, fechas, observadores, etc.) y no puede reconocer la ANC porque ésta cambiaría las reglas electorales que acuerden. Todos los demás temas se solucionan con nuevas autoridades y, si el gobierno no acepta las elecciones, profundizaría su mala imagen y las sanciones.

En cuanto al verdadero interés de las partes, el gobierno busca comprar tiempo para quedarse en el poder. Sólo una enorme presión internacional con las sanciones y una negociación impecable haría que el gobierno cambie este interés por miedo a las sanciones personales y busque negociar el perdón y relegitimar al chavismo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here