¿Qué son los biopolímeros y por qué hay tanto riesgo con su uso?

Es cada vez más común que las personas se sometan a procesos estéticos con el fin de cambiar su apariencia, y entre esas opciones está la aplicación de sustancias debajo de su piel.

En los últimos años, se han conocido múltiples casos de personas que tienen problemas postquirúrgicos por el uso de biopolímeros en sus procedimientos estéticos.

Los biopolímeros son moléculas de diferentes orígenes sintéticos u orgánicos que ilegalmente se derivan desde la parafina, silicona líquida, cemento óseo, aceite industrial y otras sustancias.

Las personas son engañadas con la falsa promesa de aumentar el volumen de diferentes partes del cuerpo sin la advertencia de las consecuencias que podría sufrir.

Estos procesos no siempre salen bien. Hay ocasiones en las que el organismo no reconoce esas sustancias y reacciona generando una reacción inflamatoria que puede ser mínima o severa.

Según médicos expertos, cuando eso sucede es que ocurre la enfermedad alogenosis iatrogénica o reacción a un cuerpo extraño, también conocida como enfermedad por biopolímeros.

Uso de biopolímeros

La reacción a este cuerpo extraño, que en ocasiones está acompañada de infección, puede ocurrir inmediatamente después de haber sido aplicados e incluso meses o años más tarde.

La sintomatología empieza regularmente con dolor, enrojecimiento o molestias en la zona donde fueron aplicados los biopolímeros. El paciente también puede sufrir secreción o pus en la zona y, en los casos más graves, deformidad e hinchazón.

Estas sustancias se difunden por lo tejidos y generan inflamación e infección, por lo que en muchos casos se hace necesaria la intervención quirúrgica para realizar lavados, desbridamiento y tomar muestras de los tejidos.

La destrucción de tejidos que generan los biopolímeros puede deformar la zona del cuerpo donde fueron aplicados y requiere un proceso de reconstrucción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here