Sobre las Elecciones Regionales (I)
por Humberto Ojeda Gudiño

485

El gran dilema que tenemos por delante es si participamos o no participamos en las elecciones regionales.

En mi opinión hay cuatro consideraciones básicas, de las que debe partir cualquier análisis y cualquier decisión posterior.

La primera es que ir o no a las regionales no tiene nada que ver con no haber participado en la constituyente. La constituyente contrariaba la constitución, pues, su convocatoria debía decidirla el pueblo y, además, con el esquema sectorial que utilizaron, era imposible obtener una mayoría.

La segunda consideración es que no haber negociado, en su momento, la constituyente por un esquema de elecciones, tampoco está relacionado con ir o no ahora a las regionales. Simplemente no se podía negociar algo que se creía inconstitucional, pues de alguna manera se hubiera validado o legitimado la iniciativa, así ésta se hubiera abortado.

La tercera consideración es que ir a las regionales no valida al proceso de la Constituyente ya realizado, pues las elecciones para gobernadores están previstas en la Constitución vigente.

La cuarta consideración es que como hubo irregularidades con la constituyente, las hubo siempre en el pasado y las habrá en el futuro, específicamente en las regionales. Eso no es verdad. Así le molesté a muchos que se diga, no es verdad.

El sistema de revisión de las votaciones, cuando se implementa completamente y estando presentes las dos partes interesadas, es seguro.
Después de votar, se hace una auditoría y se constata en físico con las papeletas. Eso lo sabemos todos, y quienes hemos participado en esos procesos lo hemos hecho muchas veces.
Además, cómo se explicaría la derrota de Chávez en el referendo y la abrumadora victoria nuestra en las parlamentarias del 2015, dos elecciones fundamentales para el chavismo?

En resumen, creo que hay que descontaminar el tema, evitar llamar traidores y vendidos a quienes hasta ayer tildábamos de héroes y valientes, y analizar con objetividad el escenario planteado.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here