Una resma de papel cuesta casi 4 salarios mínimo

219

Los artículos de oficina y papelería permanecen por días e incluso meses en los anaqueles de las librerías debido a los altos precios. Encargados y vendedores consideran que este negocio no genera mayores ganancias, sino las necesarias para subsistir.

“Los materiales se venden, pero de una forma muy lenta; uno los repone conforme se van acabando. Cosas muy pequeñas como lápices y bolígrafos es lo que más se repone, pero otros materiales no se venden con fluidez. Las ganancias que genera este negocio me sirven para poder comprar comida, nada más”, contó la encargada de una librería en Los Ruices.

La resma de hojas papel bond, que contiene 500 unidades, se puede comprar por 1.550.600 bolívares en promedio en librerías de un centro comercial en El Marqués. Con un salario mínimo en 392.646 bolívares, se necesitan casi 4 salarios para poder adquirirla. Una caja de lápices de 12 unidades cuesta en promedio 401.000 bolívares, lo cual equivale a casi un salario mínimo.

Las carpetas de manila varían entre 40.000 y 45.000 bolívares en El Marqués; mientras que en una papelería de Los Ruices están en 35.000 bolívares las de fibra de cartón y 25.000 bolívares las amarillas de manila. Las engrapadoras pequeñas se consiguen en 186.000 bolívares, un kit de engrapadora y sacagrapas puede costar 851.200 bolívares y una caja de grapas entre 193.945 y 252.000 bolívares.

La empleada de una librería indicó que las ventas de materiales de oficina han bajado significativamente y que no es tan surtido como hace un par de años: “Ya los materiales de oficina no representan una entrada significativa para la librería, incluso hemos tenido que reducir personal. El lugar no es nada de lo que era antes; tú venías hace dos años y había variedad de todos los materiales y éramos como 15 empleadas”.

Un problema que afrontan las papelerías y librerías es la falta de proveedores, bien sea porque se han ido del país o porque han dejado de producir. “Antes uno tenía dos o tres proveedores que te traían todos los materiales requeridos, ahora son muy pocos. Hay productos que no compro por el excesivo precio o porque no están disponibles”, expresó la encargada de una papelería en Los Ruices.

“Los pocos materiales de papelería que tenemos nos llegaron hace dos semanas y son cosas muy específicas, como lápices de dibujo, sacapuntas, marcadores y portaminas. Teníamos meses sin ver esos materiales”, relató una vendedora de otra librería en El Marqués.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here