Y PRESOS POLÍTICOS EN VENEZUELA: CÁMARA DE REPRESENTANTES DE COLOMBIA EXIGE LA LIBERACIÓN DE WILMER AZUAJE

238

La honorable Cámara  de  Representantes de la República de Colombia ,  manifestó su preocupación  por la  condición de los presos políticos en Venezuela, en especial la  del diputado del Consejo Legislativo del estado Barinas, Wilmer Azuaje Cordero,  quien  hoy cumple 138 días   privado de su libertad sin habérsele  seguido el debido proceso que contempla la ley

Así lo  dio a conocer la esposa del parlamentario regional, Kellyn García de Azuaje, quien sostuvo un importante encuentro  con los integrantes de la Cámara del Congreso de Colombia y donde fue oportuno hacerle los planteamientos  sobre las situaciones que le ha tocado vivir a su pareja y su familia a consecuencia de la detención injusta  realizada por los funcionarios del Sebin .

Dijo que el presidente de la Cámara de Representantes de Colombia, el señor  Rodrigo Lara Restrepo  expresó su preocupación por la violación de los derechos humanos como procesos legales incumplidos hasta el punto de negársele la inmunidad  parlamentaria  , su debido proceso al no permitirle la asistencia técnica y sujeto a vejaciones que atentan contra la integridad humana

Refirió Kellyn García que el señor Restrepo le preocupó además  que el gobierno a través del Sebin haya desacatado  la decisión del Máximo Tribunal de concederle el beneficio de casa por cárcel  , mientras se adelantan las averiguaciones por los supuestos delitos  que ha sido acusado

Comento que  la violación de los derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro  se condenan y son inaceptables, “ por eso la Cámara de Representantes de Colombia rechaza enérgicamente  las conductas  contrarias a la dignidad humana y exige a la mayor vehemencia la  inmediata liberación , restablecimiento de los derechos  humanos del diputado Wilmer Azuaje y de todos los presos políticos  en  Venezuela “ .

 

“Hasta cuando” se preguntaron:

Alza de los precios de la carne y

pollo desespera a las amas de casas

 

Rosa Antonia Sánchez, quien se encontraba en una carnicería, situada en la avenida Cruz Paredes de esta ciudad, manifestó que la última vez que compró carne de res, pagó, bolívares 20 mil el kilo de primera, ahora le pidieron por el mismo corte, 25, haciéndosele difícil obtenerla, debido al excesivo aumento del precio, en menos de una semana

 

(Carlos A. Guillén R.).- El alza de los precios de la carne de primera  y pollo entero, como desguazado, desespera a las amas de casas, quienes instan al Gobierno nacional, regularizarlos para evitar la especulación por parte de los propietarios de esos establecimientos comerciales, donde se expenden  esos rubros que no deben falta, al menos, en el almuerzo.

En este sentido, Rosa Antonia Sánchez, quien se encontraba en una carnicería, situada en la avenida Cruz Paredes de esta ciudad, manifestó que la última vez que compró carne de res, pagó, bolívares 20 mil el kilo de primera, ahora le pidieron por el mismo corte, 25, haciéndosele difícil obtenerla, debido al excesivo aumento del precio, en menos de una semana.

Además reveló que por un kilo de pollo congelado (de paso)  en supermercado, abastos o tiendas express, piden, no menos, de  25 mil bolívares y se pesa 2 kilos, 50 mil, imposible de adquirirlo, reiterando al Gobierno central, “meter la lupa  a la brevedad” a los dueños de esos locales para que no sigan estafando al pueblo, a la hora de comprar carne blanca.

Por su parte, María Bello, habitante del sector Las Cumbres de Ciudad Varyna  y ama de casa a tiempo completa, aseveró que es “un lujo”, comer carne blanca y roja, porque   -a su juicio- los precios son exuberantes. “Parece mentira, pero después de haber sido instaladas a la Asamblea Nacional Constituyente, todo subió. Esto se lo llevó quien  lo trajo. Hasta cuando, nos preguntamos”, subrayó, al tiempo que refirió, “no queda otro remedio que trabajar los 7 días de la semana para medio comer”, apuntó.

Otro que opinó en torno al excesivo aumento de los precios de la carne de res y pollo, fue Vicenta Rodríguez, madre de cuatro hijos, indicando que le da “miedo” ir a la carnicería, donde “le sacan los ojos”, cuando le notifican que por un kilo de bistec debe cancelar bolívares 25. “Ni hablar de los huevos y quesos. Los granos también se pusieron carísimos. No sabemos qué comer”, agregó a las afueras de una charcutería, situada en la calle Bolívar de esta ciudad.

Allí, asimismo, expuso que en los mercados La Carolina y Bicentenario, ubicados en el municipio Barinas “todo es caro”, aseverando que por un kilo de tomate piden hasta  10 mil bolívares, mientras que por un kilo de papa, bolívares 4 mil, viéndose en la obligación de no comprar nada “para no darle el gusto a los comerciantes, quienes deben reflexionar a la hora de vender”, destacó.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here